LA CROMOTERAPIA.

Este color es la síntesis de todos los colores. En sentido positivo significa perfección, pureza, verdad, inocencia, integridad, firmeza y obediencia. Un color muy utilizado en los hospitales y casas de salud. Produce la sensación de limpieza, claridad y pureza. No hay nada “sucio”, todo es limpio y claro. Es un color preferido a la hora de la decoración, porque da luminosidad y favorece la integración de cosas muy diversas. Hace a quien lo usa, transparente a los ojos de los demás.

Evoca protección, paz, calma y modestia. El color blanco tiene connotaciones celestiales. Por lo general, la persona que prefiere este color tiene el ansia de desarrollar esas cualidades, o gusta mucho de la frescura, la franqueza y la nobleza de sentimientos. Se trata, casi siempre, de una persona sumamente exigente, que presta atención excesiva a los detalles más pequeños.

Es el color que prefieren los individuos que poseen un temperamento neutral, que son amantes de la justicia y del equilibrio en todas las actividades en que participan, así como en las situaciones en las que se ven involucrados.

El Negro:

Se trata de un color que generalmente asociamos con la noche, lo que nos resulta desconocido y tenebroso… ¡la muerte misma, según la interpretación de algunos psiquiatras! El negro refleja emociones secretas, a veces la depresión o la imposibilidad de expresar las emociones, el encerrarse en sí mismo para aislarse de todos los estímulos que lo rodean. Sin embargo, esta negatividad es circunstancial y depende mucho del tipo de cultura del individuo, y hasta de su posición social. Los jóvenes utilizan el negro en sus ropas para sentirse más maduros, mayores, con un nivel de responsabilidad más elevado. Las mujeres lo prefieren porque lo consideran elegante. En general, el negro es un color de prestigio que confiere elegancia y casi siempre da un toque de refinamiento a quien lo usa. Es importante considerar que el empleo del negro en etapas prolongadas es peligroso; indica una marcada tendencia a la depresión y un deseo de anulación personal.

Utilizado en ocasiones bien elegidas, significa rigor, prudencia, seriedad y elegancia. El negro proyecta misterio y enigma. Hay que tomar en cuenta que el color negro hace palidecer el rostro y debe ser combinado adecuadamente.

El Violeta:

Abarca los matices conocidos como añil, índigo, violeta, lila y morado. Significa humildad, retiro, recogimiento, religiosidad, tolerancia, intuición, sabiduría, templanza. Pero también nostalgia, melancolía, conformismo, soledad extrema. Color propio de los arrepentidos, penitentes, deprimidos, así como de personas de débil vitalidad y un poco viejas antes de tiempo. Por eso es que debe tenerse especial cuidado cuando lo utilice. Los resultados no serían nada beneficiosos si decide usarlo cuando vaya a una entrevista de trabajo o al querer solicitar un aumento de salario.

El Rojo:

Este es el más cálido de los colores. Es estimulante y dinamiza a quien lo usa. Significa fortaleza, amor, sacrificio, audacia, optimismo y victoria. Pero también sangre, fuego, agresividad, pasiones provocativas. Las personas que visten de rojo, no pueden evitar darse siempre a notar. El rojo es un color que llama mucho la atención y demanda la acción. La gente cuya vestimenta es roja, darán la sensación de ser apasionados, que viven el momento y les gusta experimentar cualquier cosa nueva. Son directos y honestos, y aunque a la gente pueda no gustarles lo que dicen o piensan, por lo menos ya saben que pueden atenerse a ellos. Como color de la pasión y la energía vital produce la sensación de gran sensualidad, produce un gran apetito y eleva la presión sanguínea. Quienes visten de un color rojo predominante, aumentarán demasiado su proyección de imagen sensual, provocativa y prohibida, restando un poco de credibilidad a sus palabras. Tened precaución en las circunstancias en que se usa.

El rojo estimula el hígado, órgano del aparato digestivo y la mayor glándula de todo el organismo. Es el elemento más caliente de todo el cuerpo, recibe sangre procedente de dos fuentes, de la que sale oxigenada de la aorta por la arteria hepática y de la venosa cargada de nutrientes por la vena hepática. El hígado cumple, entre otras muchas, la función de desintoxicar nuestro organismo y producir la bilis que facilite la digestión de las grasas.

Lo anterior significa que el color rojo nos hará sentir hambre y sed. Nos hará comer, incluso, de la necesidad que tengamos.

Es un color que evidencia a los individuos que poseen una personalidad sumamente intensa… personas que están siempre en control de sí mismas, decididas, leales y firmes en sus opiniones, de coraje a prueba de todo. El rojo se asocia con la sangre, la violencia, aunque también con la sensualidad, la vitalidad, los sentimientos intensos de amor (o de ira, cólera) y con la pasión sexual, porque se le considera un color fogoso, ardiente, impetuoso y provocativo.

En épocas victorianas, cuando el calor se limitaba a una habitación, la costumbre era usar camisón de franela roja, bajo la creencia de que este ayudaría a conservar el calor del cuerpo. Por ello, solo debería llevarse en cortos periodos de competiciones deportivas o de grandes esfuerzos. Y una mujer de tez brillante cuyos cabellos contrastan intensamente con el color de la piel, puede llevar un conjunto verde esmeralda o rojo bermellón.

El Anaranjado:

Este color agita las emociones y los sentimientos. Este color está creado a partir de la mezcla del rojo y el amarillo, es el tono más apto para solucionar problemas que tengan que ver con la asimilación, el más benéfico para todas las personas ya sean fuertes o débiles, pues su naturaleza es esencialmente tónica, estimulante, suavizante y asimilativa. Es el color de las pasiones suaves, de las energías controladas y de la actividad prolongada. Es el productor de la alegría, de la acción inteligente y de la resistencia. También es un color energético. A pesar de que no es el color complementario del rojo, complementa sus energías.

El anaranjado es un color que abarca nuestros talentos creativos y genera alegría debido a su capacidad de cambiar la estructura bioquímica, que resulta en la dispersión de la depresión. Sus rasgos negativos son el orgullo y una inclinación hacia el exceso de ambición.

Mientras un exceso de amarillo puede fatigar el cerebro o mirar un rojo abundante puede excitarnos violentamente, el naranja sin embargo, nos estimulará siempre de forma moderada en todo momento, tonificando la célula cerebral y nutriendo la célula digestiva.

El Amarillo:

Este es el primer color que registra nuestro cerebro, es decir, al mirar varios colores el amarillo será el primero en llegar a nuestro registro cerebral. Debido a esto, es que las señales de tránsito, los semáforos y otros similares son de este color. El amarillo estimula la energía, predispone al humor jovial, procura sensación de bienestar.

El amarillo simboliza la presteza, la agilidad, el cerebro izquierdo. Llamado el color de la mente, por ser el que más estimula las actividades cerebrales. Emana directamente del sol y en su aspecto mental penetra en la célula cerebral y activa sus funciones. La célula cerebral ya está capacitada para percibir vibraciones del color amarillo para su propio consumo. Su impregnación por este color la estimula dándole vigor para su trabajo y mayor resistencia a la fatiga, aclarando y agudizando por lo tanto el intelecto.

Tener alguna pared y techo pintados de amarillo en salas de estudio y en las oficinas o en las habitaciones de los intelectuales dará gran provecho a todos los que necesitan de mayor capacidad y resistencia mental, aunque no es adecuado abusar de este tono en los dormitorios.

El amarillo es el color mas allegado a la luz del día natural y resulta muy inspirador y estimulante. Muchas veces la gente que pasa mucho tiempo encerrada siente la atracción a este color.

Este color fortalece el sistema nervioso y estimula los nervios motores en el cuerpo físico, que luego produce energía en los músculos.

El Verde:

El color verde proyecta y transmite una imagen que recuerda la naturaleza, la vida, la esperanza, las promesas de felicidad. Es calmante de los nervios y tranquilizador. Este es el color de la naturaleza en primavera. Proyectará también confianza, credibilidad y poca agresividad.

El espacio personal es muy importante para la gente que gusta del color verde. Les gusta la compañía pero tienen que huir cuando se sienten atrapados; actuan primero y se fijan en las consecuencias hasta después. Creen en el orden y en darse tiempo para ordenar sus ideas.

Prefieren trabajar a su manera que en su compañía. Si son sus propios empleados, planean el futuro y no toman riesgos. Si algo rompe su estructura de trabajo o modus operandi, no dicen nada, pero la tensión se refleja en sus hombros y su espalda.

El verde es el color del equilibrio y funciona con nuestra dualidad. Se encuentra en el centro del espectro y es el color que se enfoca directamente sobre la retina del lente del ojo, brindándole relajación, que posteriormente se transmite al resto del cuerpo. Por eso los verdes de la naturaleza pueden inducirnos un estado de relajación.

El Gris:

Color neutro que debilita las reacciones psicológicas. Para llevar durante periodos de grandes trastornos emocionales. No debe usarse en periodos demasiado largos. Denota madurez, seriedad, sabiduría, edad. Mezclando blanco y negro se superan los malos momentos, se neutralizan los males, las enfermedades, la pobreza. El gris es el color del plomo, del tiempo lluvioso, de las rocas. Como el beige y el marrón, es un color neutro que evoca un poder suave y sutil, el recuerdo de la infancia. Su significado es muchomás favorable cuando aparecelimpio y claro que cuando es sucio y oscuro. Significa sensatez, experiencia, sentido común, justa medida entre mentalidad y emotividad, entre actividad y pasividad. El uso excesivo de este color puede transmitir la sensación de depresión, indiferencia, astucia o engaño.

El Azul:

Produce un sentimiento de serenidad y tranquilidad. Transmite, sin lugar a dudas, una personalidad que domina; una confianza en sí mismo y una gran seguridad. El más frío e inmaterial de los colores. Color del infinito, del cielo y del mar, significa fidelidad, justicia, verdad, caridad.

Es un color profundo y misterioso. Simboliza inspiración, paz, honor, tranquilidad, verdad, calma y serenidad. Este color evoca la tranquilidad del mar, el susurro de sus olas y la profundidad de su color. Enseñan los cromoterapeutas que cuando se rodeado por este color, se pierde la noción del espacio y del tiempo.

Es el color de lo artístico, lo místico y poético por excelencia. Representa al idealismo extraterreno en contraposición con el materialismo, simbolizado por el color rojo que halla en todo lo terrenal y en sus expresiones el material para sus actividades y ambiciones.

Desconozco su autor.
Compartido por Sol.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: