La competencia

Cierto grado de competitividad en la vida, basado en el deseo de superación y la necesidad de autorrealización, es saludable y estimulante, pero cuando aparece en forma de envidia y celos puede acabar mal. La relación con un amigo competidor se vuelve tóxica si no puedes estar nunca relajado con él, y te exige mantenerte siempre en guardia sobre lo que dices o haces porque no sabes cómo lo utilizará.
No le aguantas cuando te dice que…
Su familia es modélica, mucho mejor que la tuya.
Sus hijos son más guapos, más inteligentes, mejores estudiantes que los tuyos. Unas joyas. Y si no los tiene, los niños en general y los tuyos en especial son un fastidio.
Su cargo en el trabajo es más importante que el tuyo, aunque nunca explicará claramente a qué se dedica.
Su sueldo es superior al tuyo y su labor mucho más interesante.
Sus vacaciones son más exóticas (en sus destinos no hay posibilidad de encontrarse con japoneses).
Si le muestras una adquisición reciente (coche, ordenador, móvil…), te comentará, o bien que ha leído que su calidad es mala, o bien que ha visto en el mercado un modelo superior con muchas más prestaciones por el mismo precio.

Cómo tratarle:

Con comprensión. Si consideras su amistad valiosa, puedes ayudarle a que tome conciencia de su insana forma de entender la competencia, sugiriéndole, directamente o a través de un familiar, que visite a un especialista que le convenza de que no necesita compararse con nadie ni desvivirse por emular a los demás, y que le ayude a desarrollar su autovaloración personal ajustada a la realidad.
Con asertividad. Si realmente no te interesa su amistad porque te perjudica, dile amablemente pero firmemente que tú no quieres competir con él, que no te interesa su juego y que no consideras necesario que te haga saber lo bueno que es en todo. Quizás el desconcierto le haga cambiar.
Con paciencia. Si por determinadas circunstancias (familiares, laborales…) debes mantener la relación, evita aquellas situaciones que pueden despertar su instinto competitivo. Así que trata de no comentar o discutir temas personales sobre los logros que has alcanzado tú o alguien cercano a ti. Sé paciente cuando escuches alguna de sus chulerías y activa el distanciamiento.
Navengado en mi interior
Explore posts in the same categories: Automotivacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: